viernes, 4 de abril de 2008

PERU TOP


Silvio Rendón del blog Gran Combo Club comentaba este interesante gráfico que ilustraba la concentración de propiedad (o "colusión") entre los principales grupos empresariales peruanos, teniendo como fuente los datos de la CONASEV del período 1992-1998. Esto bien podría ser algo así como una instantánea del anguloso rostro corporativista-mercantilista del capitalismo nacional que tiene su correlato inmediato en la política. Sin embargo un comentario en el mismo blog explica mejor esta desigualdad económica y su verdadera relación con la desigualdad política en el país (las negritas son mías):
En todos los países del mundo, siempre hay un sector de la población que cuenta con mayor poder económico que el resto de habitantes. La dimension de dicho poder es relativo, obviamente varía, y por ello hay países mas desiguales que otros. Sin embargo, el concepto de desigualdad económica es diferente al de desigualdad política. Contrariamente a lo que se acostumbra señalar en las discusiones locales (me remito a la blogosfera), no siempre están yuxtapuestos. Al respecto, existe evidencia empírica que demuestra que el poder económico no siempre se traduce de forma efectiva en poder político; así mismo, esta evidencia muestra que la intensidad de dicha relación, se encuentra negativamente correlacionada con la fortaleza de las instituciones democraticas (1). En ese sentido me parece pertinente cuestionar los argumentos que confunden desigualdad económica y desigualdad política a secas, e incluso ir mas alla: la hipótesis –al menos más elaborada que la anterior- que establece una relación de causalidad de la desigualdad económica hacia la desigualdad política, también deberia ser cuestionada y revisada. Esta relación bien podría ser inversa; si acaso también, simultanea.
Al punto al que quería llegar es el siguiente: hace falta estudiar como se afectan el poder politico y el poder economico en el Perú, tomando en cuenta la naturaleza diferente de ambas. Solo así podriamos responder hasta que punto la corrupción, el mercantilismo -o como dirian otros, la privatización del estado- se debe a que hay gente rica, o muy rica; y hasta que punto se debe a que tenemos instituciones débiles y corrompibles. Hace falta analizar este problema de forma académica, imparcial y desapasionada para saber en que deben concentrarse los esfuerzos. Ello, necesariamente implica cuestionar algunos paradigmas, como el pensar que la desigualdad economica es negativa per se, o que esta sea la sola causante de la desigualdad politica, y no lo contrario...
El comentario completo por Carlos del Carpio aquí.

Por Guille da Maus

Tags: , , ,

1 comentario:

  1. Anónimo1:12 a. m.

    El hombre es el unico animal que acumula en cantidades exorbitantes, y más de lo que realmente necesita. Sin intención alguna someter a ningún tipo de totalitarismo estatal, es evidente que la desigualdad reinante es la única causa de pobres indigentes en el mundo. Vean esta foto a ver si los sensibiliza un poco:
    http://www.viajejet.com/wp-content/fotos-desnutricion-en-africa.jpg

    ResponderEliminar