viernes, 31 de octubre de 2008

Mi agenda O MUERTE

La tregua concedida al recién inaugurado Yehude Simon estaba destinada a acabar prematura y abruptamente. El Mogueguazo II y el Tacnazo I demuestran que hay quienes están dispuestos a no desperdiciar oportunidades de torcer la mano al gobierno y subvertir su modelo "neoliberal", buscando explotar la imagen de apertura y tolerancia del premier por la cual se hizo merecedor de la aprobación de la opinión pública.

Como el actual rebrote de protestas regionales es predominantemente político, por parte de la oposición se distinguen dos estrategias mediáticas definidas que apuntan a marcar el rumbo al gobierno en la persona premier Simon imponiéndole agendas so pena de debilitarlo políticamente, desprestigiarlo ante la opinión pública y, de paso, acabar con sus aspiraciones presidenciales.

La primera es meramente retórica y populista, consistente en señalar generalidades que, basadas en fundamentos o premisas bastante discutibles (por superficiales), constituyen un amasijo de indefiniciones que pueden significar cualquier cosa dependiendo del humor de quien las enuncia, de tal forma que siempre habrá justificación para el descontento. Es claramente la estrategia de los radicales como Ollanta Humala que saben muy bien que aquella es la forma más efectiva de capitalizarse políticamente y la manera más políticamente correcta de albergar la violencia, legitimada a la sazón como "reacción obligada". De ahí que sus invocaciones democráticas (como la llamada al diálogo) sean maniobras efectistas destinadas más a debilitar las posiciones oficialistas que a establecer puentes de entendimiento, apelando siempre al movimientismo o al estallido social como moneda de cambio. En este juego cayó Del Castillo asumiendo compromisos que luego desatendió, lo que le valió al gobierno una fregadera por partida doble que el actual premier está heredando.

La segunda estrategia se basa en especificidades, en puntos concretos que aparentan ser una receta infalible para el mejoramiento de la democracia pero que en realidad enmarcarían la gestión de este gobierno dentro de un cauce político determinado muy rentable políticamente en el corto plazo pero que, a fuerza de contravenir y discriminar 'positivamente' a grupos catalogados (no sin arbitrariedad) como antidemocráticos, alimentaría un estado de confrontación política tan o más grave que el anterior. A esto conduce, por ejemplo, el derechohumanismo de ciertos grupos de la sociedad civil que, concentrados en criminalizar las faltas y omisiones del estado (y la ciudadanía) en este tema, prácticamente favorecen las posiciones políticas de los grupos subversivos que se amparan en la defensa de los DD.HH. para sus proyectos totalitarios. De hecho comparten el mismo interés por el control y modelado social igualitario (homologador). El activismo de personajes como la señora Susana Villarán es una muestra de ello.

Sean generales o específicos los imperativos políticos de los ciertos grupos opositores, ambos comparten el afán de echar mano del estado so pretexto de su reforma recurriendo a la democracia para implantar modelos que luego la acabarán. Por más que el premier comparta algunas de estas ideas, supongo que debe percibir el peligro que entraña ceder ante las presiones cívicas y sociales impulsadas más por discursos que por fundamentos reales.

Tags:

1 comentario:

  1. Anónimo2:01 p. m.

    Saludos roedor:
    Esto ya parece haberse instaurado, como una herramienta politica, "la ignorancia es atrevida" reza el dicho.
    Todos estos movimientos, estan siendo disculpados so pretexto de factores que la mayoria (ciudadanos que no participan de estas acciones directa o indirectamente) esta empezando a justificar.
    Tal parece que el derecho de unos pocos deb prevalecer al derecho de la mayoria.
    Alditus comenta en sus columnas que fue un craso error colocar a alguien con aspiraciones politicas (en este caso presidenciables), no puedo estar mas deacuerdo con el, como los bueitres a lo putrefacto, fuerzas politicas(¿?) llamese ollanta humala o los fronterizos dirigenciales vieron que Yehude les va a torcer la mano.
    La unica forma de evitar que esto termine al estilo boliviano es aplicar la ley (escribo esto y casi me da un aneurisma, como si fuera una solucion surreal), y eso significa aplicar la fuerza policial y si es necesario la militar para contener y disolver turbas ue atentan contra los derechos de una mayoria.
    Pero a estas alturas del campeonato, personajes como "Peggy" Merino, y los famosos "ojetes".. ONG's de DDHH (me pregunto si yo no sere humano bajo la vision des estos individuos, ya que si me restringen mi derecho a transitar libremente no pasa nada) socavaron la legalidad del gobierno (ojo la definicion genral).
    Lo de la Villaran es de antologia, si quiere igualdad, primero empezar por ella, que reparta sus bienes entre gente que "necesite" y luego que hable. Es risible, solo pituquitos nerds son caviares o con "consiencia social", eso de no estar preocupado con procurarse el alimento deja a esas personas mucho tiempo para pensar en huevadas.
    Atte
    WACO

    ResponderEliminar