lunes, 4 de febrero de 2008

UN MILLON DE VOCES CONTRA LAS FARC


Justicieros del mundo ¿uníos? Organizaron o asistieron a las marchas contra Bush, Israel, el TLC, la invasión de Irak, etc. ¿Asistirán a esta?:

- Organizaciones de DD.HH.: NO
- Partidos Nacionalistas: NO
- Partidos o grupos de Izquierda: (difícil)
- Colectivos Estudiantiles: (veremos)
- Artistas, intelectuales, etc.: (veremos)

Lastimosamente la cita es a las 11 de la mañana (hora de trabajo). Pero cuando hay voluntad de justicia no hay hora que valga ¿verdad derechohumanistas? Si las anteriores marchas se dieron también en horario de trabajo...

"No es el dolor físico el que me detiene, ni las cadenas en mi cuello lo que me atormenta, sino la agonía mental, la maldad del malo y la indiferencia del bueno"
Coronel Luis Mendieta, secuestrado hace 9 años


COLOMBIA SOY YO

Por Guille da Maus

Tags:

10 comentarios:

  1. Aca este artista no irá. Es una marcha política y esta en contra de un solo lado del problema. No incluye en su repudío a los paramilitares, a la CIA, ni a la oligarquia.

    Aca el pronunciamiento de un colombiano que es el pronunciamiento de millones:

    No le marchamos a la guerra, ni al "partido de la guerra"
    Por: Jaime Caycedo.


    Los organizadores de la marcha del 4 de febrero levantan la ideología de la guerra. Cuando el conflicto se mira desde un solo ángulo y se convoca a confrontar a un solo actor se está invitando a tomar partido. El 4 de febrero se promueve el “partido de la guerra” en Colombia.

    ¿Qué hay detrás de tan original idea? En primer lugar, un anacronismo. Hoy las posibilidades de la paz no provienen de un triunfo militar sino de una solución política. Así lo ven los países amigos y la Comunidad internacional. Y así lo hemos planteado quienes hemos levantado la necesidad de tal salida política negociada, vía diálogo, reconocimiento y logro de un Tratado de paz.


    En segundo lugar, una convocatoria perversa. No escapa entender, a los organizadores, qué camiseta recomiendan a otros ponerse. Saben a lo que están llamando. Invitan a la intensificación del conflicto. No les importa la situación, ni el intercambio humanitario ni la liberación de los cautivos. Se ponen bravos si alguien los contradice. Pero justifican las agresiones contra quienes piensan distinto. Por lo menos se deduce del actuar del ministro Holguín.¿A quién beneficia el clima de guerra, la histeria belicista detrás del anti-farc? Únicamente a los promotores de un régimen autoritario, paramilitar y semifascista. Buscan forzar una falsa unidad nacional para atizar la guerra. ¿Y también encender un conflicto con Venezuela?

    ResponderEliminar
  2. La mezquindad en grado sumo. Exactamente eso que se dice de esta marcha es lo que hacen cuando protestan contra Bush, Israel, la Iglesia, los TLC., etc, etc.: politización, sesgos, incluso violencia.

    Las FARC han pisoteado toda iniciativa de Paz lanzada para atenuar el conflicto. Han convertido las zonas de distension en territorio suyo donde reclutan a la fuerza a la población y cometen sus atrocidades contra quienes se les oponen. Claro que despues salen con el sanbenito de los paras, la CIA, la oligarquia etc. Con recursos mediocres, para pescar ingenuos e ignorantes, se oculta la verdadera perversidad.

    ResponderEliminar
  3. Sí Guille... mezquindad, pero de parte de quienes pierden réditos políticos porque no es "su" marcha.

    Igualmente Acá en Perú los ONGistas e izquierdosos de cafetería no se atrevían a salir a dar la cara para para marchar en las calles repudiando a Sendero, con el pretexto de que el terror no era sólo de Sendero sino también del Estado... hasta que Tarata les estalló en la cara y tuvieron que fingir que los muertos inocentes les importaban más, para marcar su distancia y no demoler su propia imagen política.

    Es una mezquindad total decir que esta marcha, que fue organizada y convocada vía internet (léase Facebook) por un ciudadano cualquiera, es de corte político. Es más bien la expresión visceral y espontánea de los ciudadanos que ya están hartos y quieren paz.

    Las vidas segadas, del lado que sean, son algo que lamentar profundamente. Pero de allí a suponer que el decir "BASTA YA, FARC" es "incitar a la violencia derechista", es tan estúpido y mezquino como decir que si yo veo a dos tipos peleándose a navajazos y sólo puedo detener a uno, mejor no hago nada porque lo ético sería detener a los dos. Pues vaya lógica!!!

    Mirándonos al espejo, léanse los tomos del informe de nuestra Comisión de la Verdad y Reconciliación, y verán que los muertos y destrucción que nos dejó Sendero fueron infinitamente mayores que los excesos cometidos por las FF.AA. Y ese informe no lo escribió ningún derechista ni militar.

    Y si quieren pontificar sobre la realidad de un país ajeno, hablen con más gente del país y lean más cosas, y no repitan como loros la cadena que les llegó por el email.

    He dicho :-)

    ResponderEliminar
  4. tarea para guille: ¿cuanto colombianos radicados en Lima hay? ¿50,000 100,000? ¿porque solo en la marcha asistieron 50 gatos (y la mitad eran "compañeros")?

    Un fracaso de marcha pro-fascismo conservador colombiano.

    ¿recursos mediocres?, claro claro sigue abogando por la paisana jacinta y la televisión basura. Apropòsito, marco aurelio denegri propone "en una democracia embrutecer a la gente con la television deberia ser un delito". Escuchenlo en video en mi blog.

    saludos anti-fascistas.

    ResponderEliminar
  5. Yo estuve en la marcha, me uní a ella en el cruce de Junín con Lampa (frente al Ministerio de Economía). Hubo bastante gente (mucha más de lo que yo había esperado), lo cual me pareció excelente. Por cierto, no vi a ningún dirigente ni miembro de algún partido de izquierda o "centro-izquierda" (ni siquiera los conocidos míos). Tampoco vi a ningún blogger, ni siquiera a los que promovieron la asistencia a la marcha.

    Respecto a lo de las ONG de DDHH: una ingratísima noticia, pero de alguna manera ya me las olía. Creo que con lo dicho por Jugo y sobre todo por Soberón, está clarísimo cómo piensan los mandamases de esas ONG respecto a los DDHH y el terrorismo.

    Para mí, creo que ya se cruzó una raya: con esta negativa a condenar a las FARC, estas ONG están moralmente descalificadas para seguir defendiendo los DDHH. Por lo menos mientras las gobiernen estos personajes.

    ResponderEliminar
  6. COLOMBIA SOYYO2:27 p. m.

    Las AUC Autodefensas Unidas de Colombia o paramilitares como quieran llamarles surgieron en respuesta a las brutalidades de las Farc y estuvieron compuestas tambien por ciudadanos de toda clase. actualmente estan en proceso de disolucion en acuerdo con el gobierno. No como las Farc que les vale huevo la paz y la reconciliacion sino obtener ventajas. Al 'artsta' julio antes de escribir sandeces: INFORMESE

    ResponderEliminar
  7. Julio me hace acordar a toda la banda "derechohumanista" local -incluída prensa televisiva y varios blogueros- cuando hace un año salieron a insultar a las víctimas del terrorismo cuando éstas se manifestaron en contra los homenajes a los terroristas que nos impuso por su adorada corte de chiflados de San José. El villano no eran entonces el maléfico *pro-fascismo conservador colombiano* sino la mefistofélica *alianza aprofujimontesinista*, puro trabalengua verbal útil para apañar a sus desquiciados parientes ideológicos: los angelitos de las FARC/SL/MRTA/etc.

    ResponderEliminar
  8. la verdad los hara libres.

    Movimiento convoca a marcha contra la actuación de grupos paramilitares

    Adital -
    Después de la polémica marcha realizada el último lunes (4), los movimientos sociales y familiares de secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) acusaron al gobierno de incitar la rabia de los colombianos y evitar el diálogo. En este contexto, el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado convoca a una marcha contra grupos paramilitares, parapolíticos y agentes estatales que violan los derechos humanos, para el día 6 de marzo, en Bogotá.
    Los organizadores de la nueva marcha responsabilizan a agentes del Estado y a grupos paramilitares por la mayoría de los casos de violencia en el país.

    Cerca de cuatro millones de personas fueron desalojadas en Colombia.

    En un comunicado, el movimiento destaca que el conflicto armado es responsable además por otras 15 mil desapariciones y por el asesinato de 1.700 indígenas, 2.550 sindicalistas y 5 mil miembros de la Unión Patriótica.

    Según el Movimiento de Víctimas de Crímenes, en enero de 2008, los paramilitares cometieron dos masacres, nueve desapariciones forzadas y 8 homicidios. En 13 años (1982-2005), los paramilitares realizaron más de 3.500 masacres, robaron más de seis millones de hectáreas de tierra. Y desde 2002, cuando fueron oficialmente "desmovilizados", mataron alrededor de 600 personas por año. Ellos controlaron el 35% del Parlamento.

    El Ejército Nacional cometió, desde 2002 hasta hoy, 950 ejecuciones. Sólo en enero de este año, fueron 16 las ejecuciones extrajudiciales. Para no ser presionados por la opinión pública, ellos inmediatamente relacionan a sus víctimas con integrantes de las FARC y las presentan como "positivos", aunque esas personas no integren las Fuerzas Armadas.

    "Como el Movimiento de Víctimas reiteró, el camino recorrido por Álvaro Uribe Vélez en sus dos mandatos no conduce a la reconciliación y mucho menos a la paz, sino todo lo contrario, estimula la confrontación armada, consolida la impunidad y aumenta considerablemente la vulnerabilidad y el número de víctimas", dijo el Movimiento.

    Para discutir el problema enfrentado por el país, el Movimiento realiza también en Bogotá, del 6 al 8 de marzo, el IV Encuentro Nacional de Víctimas de Crímenes de Lesa Humanidad, Genocidio y graves violaciones de los derechos humanos. En el encuentro, se evaluará, discutirá y ampliarán las estrategias de lucha contra la impunidad, a fin de fortalecer al Movimiento.

    Los participantes del encuentro piden una salida negociada del conflicto político, social y armado, el acuerdo humanitario y la democratización del país. "Bajo las políticas de ‘lucha contra el terrorismo’ y la estrategia oficial de la ‘seguridad democrática’ se está legalizando el poder mafioso en Colombia, lo que es una amenaza para las fuerzas sociales y democráticas que buscamos una transformación real del país", dice el Movimiento.

    Farc: Nuevas liberaciones

    Por otro lado, y en medio de tantas manifestaciones, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (Farc-EP) anunciaron la liberación de tres nuevos rehenes. El grupo pide, igual que en las últimas dos liberaciones, la intermediación del presidente de Venezuela Hugo Chávez y de la senadora colombiana Piedad Córdoba. La Federación Internacional de los Comités Ingrid Betancourt pidió a Francia y a la comunidad internacional que continúe apoyando las acciones humanitarias del presidente venezolano.

    Traducción: Daniel Barrantes - barrantes.daniel@gmail.com

    ResponderEliminar
  9. Acá, informando>

    Movimiento convoca a marcha contra la actuación de grupos paramilitares

    Adital
    Después de la polémica marcha realizada el último lunes (4), los movimientos sociales y familiares de secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) acusaron al gobierno de incitar la rabia de los colombianos y evitar el diálogo. En este contexto, el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado convoca a una marcha contra grupos paramilitares, parapolíticos y agentes estatales que violan los derechos humanos, para el día 6 de marzo, en Bogotá.

    Los organizadores de la nueva marcha responsabilizan a agentes del Estado y a grupos paramilitares por la mayoría de los casos de violencia en el país. Cerca de cuatro millones de personas fueron desalojadas en Colombia. En un comunicado, el movimiento destaca que el conflicto armado es responsable además por otras 15 mil desapariciones y por el asesinato de 1.700 indígenas, 2.550 sindicalistas y 5 mil miembros de la Unión Patriótica.

    Según el Movimiento de Víctimas de Crímenes, en enero de 2008, los paramilitares cometieron dos masacres, nueve desapariciones forzadas y 8 homicidios. En 13 años (1982-2005), los paramilitares realizaron más de 3.500 masacres, robaron más de seis millones de hectáreas de tierra. Y desde 2002, cuando fueron oficialmente "desmovilizados", mataron alrededor de 600 personas por año. Ellos controlaron el 35% del Parlamento.

    El Ejército Nacional cometió, desde 2002 hasta hoy, 950 ejecuciones. Sólo en enero de este año, fueron 16 las ejecuciones extrajudiciales. Para no ser presionados por la opinión pública, ellos inmediatamente relacionan a sus víctimas con integrantes de las FARC y las presentan como "positivos", aunque esas personas no integren las Fuerzas Armadas.

    Como el Movimiento de Víctimas reiteró, el camino recorrido por Álvaro Uribe Vélez en sus dos mandatos no conduce a la reconciliación y mucho menos a la paz, sino todo lo contrario, estimula la confrontación armada, consolida la impunidad y aumenta considerablemente la vulnerabilidad y el número de víctimas", dijo el Movimiento.

    Para discutir el problema enfrentado por el país, el Movimiento realiza también en Bogotá, del 6 al 8 de marzo, el IV Encuentro Nacional de Víctimas de Crímenes de Lesa Humanidad, Genocidio y graves violaciones de los derechos humanos. En el encuentro, se evaluará, discutirá y ampliarán las estrategias de lucha contra la impunidad, a fin de fortalecer al Movimiento.

    Los participantes del encuentro piden una salida negociada del conflicto político, social y armado, el acuerdo humanitario y la democratización del país. "Bajo las políticas de ‘lucha contra el terrorismo’ y la estrategia oficial de la ‘seguridad democrática’ se está legalizando el poder mafioso en Colombia, lo que es una amenaza para las fuerzas sociales y democráticas que buscamos una transformación real del país", dice el Movimiento.

    ResponderEliminar
  10. Aparte ke cometen el mismo error que acusan en sus contrarios, estos llamados buscan favorecer la causa de las FARC al condescender en lo que ellas buscan: el cambio de gobierno. Cambio de gobierno en el sentido de que cambie el signo de la confrontación, no de que haya paz. Como esta harto comprobado, las FARC no buscan la paz sino sacar ventajas como lo hicieron con cada acuerdo, especialmente las famosas zonas de distensión. Hay que ser ciegos, o amantes de esta violencia, para no entender.

    ResponderEliminar