sábado, 29 de noviembre de 2008

Cruzada anti CIPRIANI

Una de las narrativas favoritas del progrerío laicista (anticlerical) es la del conflicto PUCP-Cipriani. Es cierto que las relaciones no son buenas pero no como comúnmente se piensa. Un ejemplo reciente es la nota publicada en el Útero de Marita sobre la entrega del doctorado Honoris Causa al Obispo de Ratisbona Gerhard Ludwig Müller en la PUCP con la presencia del Padre Gustavo Gutiérrez, figura de la Teología de la Liberación. Aparte de las pésimas lecturas sobre la doctrina reseñada por el obispo la fotico del evento sería una "cachita" para nuestro cardenal:

Salomón Lerner Febres como todo buen político...
La realidad del asunto es que, a estas alturas, el cardenal Cipriani debe estar más que acostumbrado a los continuos desplantes y afrentas propinados desde la que se supone es su casa: la Pontificia Universidad Católica del Perú. Desde que asumió el primado de la Iglesia peruana todo han sido ataques en su contra motivados más que nada por leyendas negras (testimonios que no han sido comprobados) que por realidades. En el caso de la PUCP los conflictos verdaderos no han pasado de temas como la disputa por la administración del patrimonio de la universidad. Hasta ahora no se ha cambiado un solo curso ni una sola currícula de estudios por influencia del cardenal.

La politización de las diferencias parte, en todo caso, de la propia PUCP. Concretamente de la gestión de Salomón Lerner quien parece no tener consideración alguna hacia la persona del arzobispo y para la universidad en concreto al permitir que ésta se convierta en antro oscurantista con, por ejemplo, gestos intolerantes como la fatwa estudiantil de "persona non grata" contra el cardenal. Si bien se invitó a padre Gustavo Gutiérrez a la ceremonia (aprovechando su amistad con el homenajeado), poco o nada hace por su rehabilitación ya que el teólogo de la liberación tiene pendiente la prohibición de enseñar en una universidad pontificia. Claro que Gutiérrez no necesita (ni quiere) ejercer cátedra alguna, pero el convertirse en instrumento de una cruzada anticipriani tampoco creo que esté en sus planes.

Para resumir: Cipriani es más "lorna" de lo que se cree. Personalmente me parece increíble que se deje echar barro a cada rato. Pero creo que él como ninguno de sus detractores tiene muy claro cual es su lugar: la Iglesia. Que no le guste a cierta gente lo que hace con ella es otra cosa. ¿Desde cuando les interesa el cuerpo de Cristo? Apelo a la inteligencia del lector preguntando ¿qué buscan atacando a una sola persona? Espero que, por lo menos, sepan bien para quien trabajan.

Tags:

6 comentarios:

  1. Hola Guille, tengo entendido que esa prohibición es solo para la Cato de Lima. Mas no para otra universidad similar. En todo caso que alguien nos ilumine para no andar a media caña en estos temas.

    Sobre el tema de fondo, y como expresé en el blog de ocraM, tanta picazón o escozor no le va a producir a Don Cipri esa foto. Creo que hay que centrarnos en el homenajeado. En sus aportes y la "visión" que comparte sobre la realidad Latino Americana.

    Repasando detenidamente el discurso de Müller, una entre varias enseñanzas es que su experiencia y su teología es un puente que permite el diálogo y así enfrentar la injusticia y buscar el Reino de Dios.

    Eso es lo que se necesita, puentes, vínculos, no entripados.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:09 p. m.

    que la gente se convierta al islam que es la verdadera religion. y ese catolicismo ridículo que sigue la gente no tiene razon de ser.

    ResponderEliminar
  3. porque no hay un movimiento anticipriani en el facebook... no todo son consejos de melcochita ni barraza-

    ResponderEliminar
  4. se sabrá que hay de todo esto?

    ResponderEliminar
  5. si hay una cruzada anti ciprini me avisan

    ResponderEliminar
  6. Anónimo4:30 a. m.

    El unico que puede mandar fatwas aqui es el Gran Ayatollah Cipriani

    ResponderEliminar