sábado, 3 de enero de 2009

Perú, el EKEKO de OBAMA


¿Qué nos toca a nosotros por la cuota de buena vibra que le mandamos a Obama? Ojalá que el nuevo inquilino de la Casa Blanca se porte con nosotros, especialmente con el TLC que sacamos con Mr. Danger Bush.

Recuerdo que, hace un año, de los tres chanchitos demócratas que inicialmente estuvieron en carrera, terminó por ganar el único que defendió abierta y concretamente el acuerdo con el Perú:

El TLC con Perú genera polémica en pleno debate presidencial en EE.UU.
La polémica fue iniciada por el ex senador y hoy candidato John Edwards, justo en el momento que los congresistas Hillary Clinton y Barack Obama defendían sus posturas respecto a la economía del país y los tratados de libre comercio. Edwards, quien criticó duramente los tratados de libre comercio como el NAFTA, acusó a los candidatos de generar políticas económicas internacionales que vulneran los derechos laborales y ambientales de los Estados Unidos.
(...)
Fue Obama quien salió a defenderse, señalando que, aunque concordaba en la mayoría de temas con Edwards -especialmente el referido al desastre del Nafta-, el único punto en el que difieren es en la noción del Perú. "El tratado comercial con el Perú tuvo acuerdos de derecho laboral y ambiental", indicó Obama, para luego minimizar dicho tratado porque el Perú tiene una economía del tamaño de New Hampshire (uno de los estados más pequeños de los Estados Unidos).
(...)
Sin embargo, el cruce de palabras continuó, y Edwards volvió a la carga criticando otra vez a Clinton y Obama. "El problema con Perú, es que ustedes están dejando las regulaciones de ambiente y trabajo en manos de George Bush. Yo no confiaría en George Bush para fijar regulaciones de nada, mas aún en lo referido a obligaciones comerciales", insistió el ex senador de Carolina del Norte, generando aplausos entre la audiencia que presenciaba el debate en vivo.
Así las cosas, un hábil Obama replicó diciendo: "Bueno, el único punto que señalaría entonces es que en un año, seré yo quien estará a cargo de forzar estas regulaciones", refiriéndose exclusivamente al TLC con el Perú, bajando de esta manera la intensidad del debate y generando sonrisas en la concurrencia.
Clinton, por su lado, prefirió pasar el tema por alto y enfocarse a los otros aspectos vinculados a la crisis económica-financiera de los Estados Unidos.
Aunque algunos sabemos lo que en realidad significa eso de "forzar las regulaciones" laborales y ambientales (traducción: "muevan-el-mercado-donde-nosotros-los-demócratas-somos-los-men-ayayay-con-servicios-de-consultoría-certificaciones-bienes-de-capital-etcétera") pero por lo menos podemos estar seguros que Mr. Obama continuará con el legado Busheano yendo más allá de la retórica populista con la cual se hizo de la presidencia. Total, le dimos suerte ¿no?

Tags:

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar