domingo, 11 de mayo de 2008

LOS INOCENTES


No tengo problemas en saludar que Melissa Patiño haya logrado la excarcelación y que su proceso vaya por una vía menos "dolorosa" para las partes: al estado tampoco le convenía tener esta papa caliente en las manos, más aún cuando se le ocurre agarrarla con la mano calata.

Aunque el Estado haya sido emplazado a reconocer sus errores, otro tanto le corresponde a la Sociedad Civil cuya inconsistencia y superficialidad quizá tengan su encarnación en la joven poeta. Su supuestamente "probada" ingenuidad oculta otras cosas que quizá sean incómodas de tratar para aquellos que se autoproclaman independientes y soberanos. ¿Ser poeta o artista es excusa para emprender un viaje sin saber nada de nada? ¿Se puede ser comunicador sin hacer el mínimo exámen o análisis de las situaciones en las que se participa? ¿Se puede ser pacifista, humanista o socialmente comprometido cegándose ante la violenta realidad de los proyectos totalitarios de la región?

Por lo pronto algunos gestos van demostrando lo lejos que andamos de la madurez, no solamente demócratica. El buen Rodolfo Ybarra anuncia que van a denunciarme junto con la Chichi Valenzuela por "difamar" y "calumniar" a la "inocente" muchacha. ¿Un anarko rekurriendo al ziztema? Si a Melissa la convirtieron en heroína de aquello con lo que dice no estar de acuerdo, cualquier cosa se puede esperar de ellos.

En fin, como dije anteriormente, todavía hay mucho pan por rebanar. Existe una guerra no declarada entre cierta Sociedad Civil y el Estado que tiene mucho más de política que otra cosa, a juzgar por el uso indiscriminado de epítetos por ambas partes. Eso sí al menos coinciden en una cosa: contra los males del estado, cualesquiera que sean (centralismo, abuso, discriminación, ineficacia, etc), más estado! Esto es lo que nos debería preocupar

No nos hagamos los inocentes desconociendo lo que en realidad se juega en estas lides. No digamos solamente que la subversión es la gran ganadora de este episodio. Con un gobierno ávido de control y una civilidad obsesionada por las formas y no por el contenido, por más bienintencionados que sean, estamos perdiendo todos.

Por Guille da Maus

Tags: , , , ,.

2 comentarios:

  1. Sociedad civil es una cosa muy distinta a la posición política consabida de ciertas ONGs. Yo soy civil, soy parte de la sociedad, y además tengo conocimiento que los que se suelen arrogar ese termino no me representan ni a mí ni al 95% de la verdadera Sociedad Civil. Por ello es un término de uso equivocado.

    ResponderEliminar
  2. ¡Dale con lo mismo! Guille: si la sociedad civil permite que el gobierno subvierta el orden democrático y el estado de derecho, eso también es permitir la subversión, la que proviene del gobierno. Parece que tú crees que la democracia se puede salvar poniendo a Lay Fun en la presidencia.

    ResponderEliminar