lunes, 29 de octubre de 2007

ALAN, EL HORTELANO

Imagino que a todos los que hayan leído la página A4 del Mercioco de ayer Dormingo, se les cayó la quijada. No solamente porque el autor de este artículo es nuestro mal/bienamado presidente, sino porque lo que propone allí es una muy políticamente incorrecta patada al proteccionismo de corte ideológico-sentimental (amor a la madre Gaia) que amenaza prevalecer en la gestión de nuestros recursos. De implementarse (no nos hagamos muchas ilusiones) se trataría de una verdadera revolución en la economía.

explotación forestal
(...)hay muchos recursos sin uso que no son transables, que no reciben inversión y que no generan trabajo. Y todo ello por el tabú de ideologías superadas, por ociosidad, por indolencia o por la ley del perro del hortelano que reza: "Si no lo hago yo que no lo haga nadie".
El primer recurso es la Amazonía. Tiene 63 millones de hectáreas y lluvia abundante. En ella, se puede hacer forestación maderera especialmente en los 8 millones de hectáreas destruidas, pero para eso se necesita propiedad, es decir un terreno seguro sobre 5.000, 10.000 o 20.000 hectáreas, pues en menos terreno no hay inversión formal de largo plazo y de alta tecnología.
Ahora solo existen las concesiones que dependen de la voluntad del Gobierno y del funcionario que puede modificarlas. Por eso nadie invierte ni crea un puesto de trabajo por cada dos hectáreas como debería ser; ni hay elaboración de la madera y exportación de muebles. En su mayoría, esas concesiones rapiña solo han servido para sacar la madera más fina, deforestar y abandonar el terreno.
Por el contrario, la propiedad formal por grandes empresas colectivas como los fondos de pensiones permitiría hacer inversiones de largo plazo desde la siembra hasta la cosecha años después.
Los que se oponen dicen que no se puede dar propiedad en la Amazonía (¿y por que sí en la costa y en la sierra?). Dicen también que dar propiedad de grandes lotes daría ganancia a grandes empresas, claro, pero también crearía cientos de miles de empleos formales para peruanos que viven en las zonas más pobres. Es el perro del hortelano.
Respetemos los bosques vírgenes y nativos, pero comencemos por los 8 millones de hectáreas que han sido convertidos en desiertos y destruidos en los últimos años por las concesiones rapiña, la coca y la tala salvaje. Allí podrán generarse un millón de empleos y además trabajos en la elaboración de muebles.
Es una vergüenza que Chile exporte US$2.000 millones en madera sin tener una hectárea de Amazonía, Uruguay US$1.000 millones, Brasil US$8.000 millones y que el Perú apenas exporte US$200 millones.
Por Guille da Maus

Tags:

3 comentarios:

  1. Anónimo2:09 p. m.

    Raton:
    Estas seguro, que es Alan "caballo loco" Garcia el autor del artículo?
    Porque me parece estar leyendo a Aldo Mariátegui, jajajajaja, será el mismo que decia en la campaña electoral " la derecha rica"?
    Digno de ripley, pero al menos desde que tengo uso de razón, es la idea mas concienzuda que le leido o eschuchado. Sin entrar en populismo barato o ecologismo progre, y tampoco da la impresion de alguien que regalaria al primer postos este valioso recurso.
    Comentario juicioso del asunto, es por esto que estoy recontra sorprendido... sera verdad tanta belleza?, pero esta pregunta es crítica, será que alan sufre de personalidades multiples?, porque el alan que escribio el articulo, con certeza, no esta en palacio de gobierno.
    Buen a Guille, pero disculpa si para este post soy el mayor incredulo del mundo, creo que entenderas.
    Atte
    WACO

    ResponderEliminar
  2. Si dejarámos que el doctor García entregue PROPIEDAD de toda nuestra selva peruana, le quitara sus tierras a los comuneros, sus fuentes de trabajo a los pescadores, practicamente ahí si ya no tendríamos nada en que caernos muertos pues todo el país estaría en manos ajenas. En manos de los grandes monopolios transnacionales y de sus lacayos serviles. Si dejáramos que la "visión" o el "sueño senil" del doctor García se consumara, en verdad, ahí si, con justa razon nos llamaríamos PUEBLO BRUTO (o vruto, o como quieran llamarle).

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:36 p. m.

    oye guille, por qué mejor no ignoras a la izquierda a la que tanto detractas. Me he dado cuenta que los que se van contra ella de mmanera biliosa....tienen el mismo lenguaje y vísceras!!jijijijijijiji. Ami me parece que cuando alguien se obsesiona con algo, le hace un gran favor, y termina, desde otro ángulo pareciéndose a su "enemigo".
    Por eso no me convence tu blog, salvo a ciertos biliosos que desean pelearse con algo en la vida, y que hallan en los rojos su blanco perfecto. No pienso igual que los rojos, pero al menos Marx tenía mas humor que ustedes, jijijijiji.

    ResponderEliminar