jueves, 8 de marzo de 2007

En el DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA MUJER

Vive la différence !:

Ninguno superior ni inferior, pero sí distintos. Hoy, en el Día de la Mujer, les presentamos el milagro de la maternidad, esta vez múltiple, tal vez el aspecto más señalado que distingue a hombres y mujeres. Habrá quien diga que eso no ocurre porque no todas las mujeres son madres, pero si reflexionamos un instante nos daremos cuenta de que no es así: todas las mujeres lo son de alguna manera, en el sentido más rico de la maternidad: ¿Acaso las mujeres no son también madres de sus hermanos, de sus amigos, inclusive de sus padres y hasta de sus parejas, llegado el momento? Y volviendo a la ciencia, National Geographic nos muestra cómo esta y la tecnología han avanzado tanto que hasta es posible ver y mejorar las condiciones de la persona humana incluso en el vientre materno. Hoy rendimos homenaje a las mujeres, a todas las que son madres en el sentido más amplio. Si no cree reconocer alguna, mire a su costado y verá que hay más de las que pensaba.
La maternidad, engendrar vida, es lo más noble que puede realizar una mujer, por ser lo específico de su condición. Sin embargo para el feminismo la maternidad es injusta y por todos los medios tratan de enterrar los festejos del Día de la Madre. Olvídense las madres que recibirán el saludo del secretario general de la ONU, o que harán marchas por su causa.

La mujer no necesita evadir la maternidad para ser libre. Tampoco necesita de "discriminación positiva" ni de "políticas paritarias" que les venden la ilusión de "igualar" al hombre. Necesita que reconozcamos que la diferencia es lo que nos hace humanos.

Tags:

9 comentarios:

  1. Si una mujer quiere ser madre, bien.

    Si una mujer no quiere ser madre, bien.

    Ninguna es mejor que la otra, y ninguna tiene derecho a criticar a la otra, esté o no esté de acuerdo. La verdadera libertad no está en deshacerte de tu hijo sino en el derecho a concebir o no.

    ResponderEliminar
  2. Feliz día mamáaaaaaaaaa!!! Ella es PLENAMENTE MUJER! xD

    ResponderEliminar
  3. Castigado Sr. Maus: de ahora en adelante el 30% de sus entradas deberán estar dedicadas a temas femeninos y cuidadito con ponerlas de relleno sino bien grande ahh! y con foto y enlaces!

    Dra. Cachetada
    Dra. de los Pobres
    Tía Cucu Liza
    Sra. Ley

    ResponderEliminar
  4. ¿CISMA?

    "Sin embargo, estoy seguro de que el libro (de Gabriel García Márquez) que va a permanecer, el que es su obra maestra no es Cien años de soledad sino El amor en los tiempos del cólera, un gran texto de madurez."


    (Alonso Cueto, 4.3.07)




    “Aunque Cien años está kilómetros por encima del resto de su obra, digan lo que digan los esnobs que ahora, súbitamente, creen descubrir que casi cualquier otro libro de GGM es mejor.”


    (Gustavo Faverón, 6.3.07)

    http://puenteaereo1.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Excelente post. Es la pura verdad.

    ResponderEliminar
  6. Palabras mágicas, la igualdad hay que buscarsela sin favoritismos. A veces las piedras nos lo ponen ellos, a veces nosotras mismas.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo11:36 p. m.

    bueno ser madre es lo mas bonito del mundo pero como dicen ningun hombre tiene derecho a tocarla y no se dejen ok por q la mujer vale muxo pero mmuxo

    ResponderEliminar
  8. Hola. Llego tarde y quizás no leas este comentario, pero tengo que discutir una sola cosa: tu afirmación de que lo más noble de una mujer es que puede ser madre.

    Cuidadito con atribuir sentido espitiritual a una condición biológica. Mi madre es una mujer noble y una madre noble, pero lo que le da esa nobleza no es el hecho de habernos parido, sino el modo en que vive su vida y cuida de nosotros.

    Una mujer estéril, ¿es menos noble? No. Si adopta hijos, será una madre noble. Si decide quedarse así, genial también.

    Tú has hablado de diferencias que deben ser respetadas. Pues bien, la libertad de elección del modo de vivir la propia vida también merece respeto. Tal vez sea algo que no llegues a comprender bien, porque difícilmente te sucederá que algún recién conocido te pregunte: ¿Y tú, tienes novio?

    Responde no, y en el acto deberás aguantar una serie de supuestos por los cuales te encuentras en "tan triste condición" (peor aún si eres guapa), seguidos por las más alucinantes insinuaciones...

    Como si un "no quiero", no bastara (porque, claro, en el inconsciente colectivo se tiene muy arraigado que el "no" de las mujeres suele ser un "sí" tardío).

    En fin. No estoy de acuerdo con muchas tesis de la lucha feminista, ni tampoco me considero una de ellas. Sin embargo, te puedo decir que procurar ser libre tiene un costo muy alto, que va desde el esfuerzo constante por aniquilar los propios prejuicios, al encasillamiento desproporcionado que hacen de ti los (y las) demás.

    Saludos.

    ResponderEliminar